2 poderosas herramientas para orar

20:00


¿Han notado en el estudio del Evangelio de Marcos la forma en que Jesús la mayoría del tiempo responde con las mismas Escrituras? ¡Sólo en el capítulo 12  las ha citado tres veces: vs10, vs26 y vs36!

¿Han notado la cantidad de veces que Jesús oraba? En el capítulo 14 vemos la gran importancia que Jesús da a la oración.










Si para Jesús es importante la oración, y oraba, ¡nosotras DEBEMOS orar también!

Pero; ¿cómo orar?


Lo primero es saber ...

 ¿Qué es la oración?


Orar es cuando depositamos a los pies de Él todo lo que tenemos en nuestro corazón. El ya conoce lo que hay ahí, pero como buen Padre, él desea oírnos: escuchar nuestra voz.
La Biblia nos dice que Dios nos escucha:


«Confiamos en Dios, pues sabemos que él nos oye, si le pedimos algo que a él le agrada. Y así como sabemos que él oye nuestras oraciones, también sabemos que ya nos ha dado lo que le hemos pedido» (1 Juan 5.14, 15).




Él nos oye...sí, Dios nos oye. Dios no es como ésas personas que les hablas y ni te miran, ni te escuchan porque están ocupados...¡o con el celular! Dios te escucha, sabe y comprende lo que le dices.

Si le pedimos algo que a él le agrada...El oye todo lo que le decimos, pero no todo le agrada. ¿Qué le agrada a Dios escuchar? Si Él nos manda a pensar en todo lo bueno, lo verdadero, lo justo, lo puro, lo amable, lo honorable o que merezca elogio (Fil 4:8), son ésas mismas cosas las que El desea escuchar cuando le hablamos.

Y así como sabemos que él oye nuestras oraciones, también sabemos que ya nos ha dado lo que le hemos pedido... esto se resume en : confianza. Nuestras oraciones son actos de confianza en Dios.







Entonces la oración es hablar con Dios de cosas que le agradan a Él, confiando en que nos escucha.



Ahora sí, ¿Cómo orar?


1. Debemos orar con la Palabra de Dios como guía. 

Hace un tiempo leí un libro del pastor Joshua Harris que decía:

 " Usar las Escrituras como guía para orar es tan poderoso. Es poderoso para la persona que ora - porque le ayuda a asegurarse que sus oraciones están siendo formadas por la Palabra de Dios. Es poderosa para aquellos por quienes oramos- porque aumenta su fe al darse cuenta de que su petición está basada en una prioridad o promesa de las Escrituras. Y yo creo que es poderosa ante el torno de la gracia - porque le demuestra a Dios que tomamos Su Palabra en serio y esperamos en Él para cumplir sus promesas."

Creo que éso resume perfectamente el porqué debemos orar con la Palabra.

Cuando oramos basándonos en la Palabra no sólo sabemos que Dios nos escucha sino que también estamos alineadas con lo que a Él le agrada y al pedir sabremos que lo que pedimos, recibiremos.

La oración guiada por la Palabra de Dios nos acerca a Dios, nos libra de la angustia, fortalece nuestra relación con Él, nos permite conocer a Dios, asegura la respuesta de Dios, produce gozo y paz y mueve montañas:



Jesús les dijo: Confíen en Dios. Les aseguro que, si tienen confianza y no dudan del poder de Dios, todo lo que pidan en sus oraciones sucederá. Si le dijeran a esta montaña: «Quítate de aquí y échate en el mar», así sucedería. Sólo deben creer que ya está hecho lo que han pedido. Cuando oren, perdonen todo lo malo que otra persona les haya hecho. Así Dios, su Padre que está en el cielo, les perdonará a ustedes todos sus pecados . " Marcos 11:23


2. Por último, pero no menos importante, es orar en el nombre de Jesús.

Juan 14:13 dice:

              " Y todo lo que pidieréis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. "



Oremos.
(Usaré Marcos 11:23, que está más arriba, como guía para orar)

"Querido Padre, perdónanos por todo aquello que hemos hecho que no sea agradable a ti, perdónanos por hablar lo que no te gusta a ti. Danos la fortaleza para perdonar a aquellos que nos han herido, te pedimos humildad para perdonarlos aún cuando no nos pidan perdón. No queremos acercarnos a Tí con el corazón sucio de no perdonar, porque deseamos que Tú nos perdones a nosotras también. Así mismo te pedimos tener confianza en Ti y no dudar de Tu poder para darnos todo lo que te pedimos en oración. Deseamos creer que todo lo que pidamos en oración sucederá. ¡Ayúdanos a sólo creer que ya está hecho! En el nombre poderoso de Jesús. Amén."


¡Ya que sabe cómo orar, vaya, busque su versículo favorito y úselo de guía para orar!






You Might Also Like

0 comentarios

Nos encantaría saber qué opinas.

Facebook