La obediencia: agua en tu desierto.

6:00


Uno de los temas principales en el libro de Deuteronomio, que estamos estudiando, es la obediencia.
Dios le recuerda a Su pueblo que ellos pueden escoger el camino de la obediencia.




Obediencia, uno de los temas del estudio de Deuternomonio que estamos leyendo. Los israelitas pareciera que no lo entienden...¿y tú?



Cuando pensamos en la obediencia, nos parece que están hablando de los hijos. De niños pequeños.
Y es fácil inmediatamente recordar Efesios 6:1-3:

"Hijos obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. 
 "Honra a tu padre y a tu madre"- que es el primer mandamiento con promesa-,
 para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra. "

¡Creo que es el primer versículo que se aprendieron de memoria mis hijos!



Sin embargo, al leer los primeros capítulos de Deuteronomio, en donde son adultos los desobedientes nos preguntamos: ¿Pero porqué desobedecen? o ¡Qué necios! o ¡Ahí van de nuevo!
Los israelitas nos parecen tan extraños: ven a Dios obrar y no le creen, ven que Dios les da todo y aún así murmuran, experimentan Su amor más que nadie y ellos adoran falsos dioses... ¡y la lista sigue!

Yo pregunto: ¿Acaso no somos nosotras iguales a los israelitas?
¿Ustedes han visto a Dios obrar en sus vidas? ¿Recuerdan ustedes la última vez que Dios proveyó para alguna necesidad? ¿Han librado batallas en las cuales Dios les dio la victoria?


Ahora: ¿cuántas de ustedes luchan con la desobediencia hacia Dios?


El diccionario define la obediencia como : cumplir una orden de un superior.
Sin embargo, el término shama ,el cual es el que se utiliza aquí, significa más que sólo obedecer, significa "prestar oído, escuchar, oír".
Me vienen a la mente dos versículos claves: 

"Ahora, pues hijo mío, obedece a mi voz en lo que te mando" Génesis 27:8
"Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen " Juan 10: 27
" Porque dejaron mi ley (...) y no obedecieron a mi voz" Jeremías 9:13



La obediencia hacia Dios trae bendición a nuestras vidas, es como agua en el desierto. La obediencia vale más que mil oraciones y ayunos. (1Sam. 15:22) La obediencia es lo que está por encima de cualquier otro deber.  La obediencia es preciosa para Dios.

Sin embargo,escogemos desobedecer.
 La desobediencia nos trae maldición: 

" Y quedaréis sólo unos pocos, en lugar de haber sido tan numerosos 
como las estrellas del cielo, por cuanto no obedecisteis a la voz de 
Jehová, tu Dios"  Deuteronomio 28:62


Mientras más recorramos nuestra lectura por Deuteronomio, más veremos cuánto Dios aprecia la obediencia y el mucho mal que traemos a nuestras vidas cuando escojemos desobedecerle e ignorar Su voz.


Jesucristo fue y sigue siendo nuestro más precioso ejemplo de obediencia hacia el Padre, puesto que siendo Dios se humilló en obediencia , hasta la muerte, para darnos vida a nosotras (Filipenses 2:8).

Tal vez, ése desierto por el que caminas sólo tiene una salida: la obediencia.
Tal vez ésa agua que tanto anhelas...se llama obediencia.
Tal vez ésa situación que pareciera no tener fin, sí lo tenga: la obediencia.


**No esperes hasta que llegue el día en que mires para atrás y veas un pasado tan doloroso por culpa de la desobediencia.**

¡Decide hoy mismo a comprometerte de seguirlo y obedecer al escuchar Su dulce voz que te llama!

No esperes más: en la obediencia está escondida tu bendición.
Deja ya de caminar por ése desierto árido y seco.
Busca el agua en medio de ése caminar tedioso en medio del desierto...ésa agua se llama obediencia.


"Sube y toma posesión de ella, como Jehová, tu Dios, te ha dicho. No temas ni desmayes"
Deuteronomio 1:21



Dios es fiel!



Priscilla

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Dios nos dice "pero trato con bondad a los descendientes de los que me aman y cumples mis mandamientos". Si le obedecemos seremos más que bendecidos por el Señor.

    ResponderEliminar

Nos encantaría saber qué opinas.

Facebook