Esperando por Dios

0:00

Esperando por Dios. estudio para jóvenes

En Josue 16-20, posiblemente, podrían ser los capítulos mas aburridos de leer en la Biblia. Mientras que estos capítulos son super aburridos de leer y de estudiar, los eventos que ocurren eran los mas emocionantes en la historia de Israel.
Nunca debemos descontar que un versículo de la biblia es inútil, porque podemos aprender algo de esos capítulos.
Esta semana vamos a aprender cómo Dios mantiene sus promesas a Israel y específicamente a Abraham. Vamos a empezar por saltar hacia unos libros atrás llegando a Génesis 12, donde nos encontramos con el primer encuentro de Abraham con Dios.
En Génesis 12, Dios se acerca a Abraham, quien se llamaba Abram en ese momento, y le dice que salga de su pais. El promete hacer de sus descendientes una nación grande, y en el versículo 7, Dios promete la tierra de los cananeos a los descendientes de Abraham.
"No nos gusta esperar, pero es entonces cuando Dios hace algunos de los mejores trabajos en nuestras almas. Cuando me veo obligado a esperar el tiempo de Dios, yo cambio. A veces descubro que mi petición egoísta no formaba parte de la agenda de Dios en absoluto. Otras veces me parece que mi nivel de madurez aún no podía manejar las bendiciones que Dios quería que yo disfrutara; tenía que crecer para que pudiera manejarlas bien. Muy a menudo, mis circunstancias necesitaban cambiar, o las bendiciones habrían llegado a ser una carga. "
Como creyentes, cuando parece que hemos estado esperando demasiado tiempo y empezamos a estar un poco inquietos, tenemos que confiar en Dios y apoyarnos en él.

Avanzando unos pocos capítulos de Génesis 15, vemos que Dios hizo un pacto con Abraham, prometiendo en el versículo 18 para dar toda la tierra de los cananeos a lo descendientes de Abraham, una vez mas. En uno de los capítulos mas adelante en Génesis 17:8, Dios le dice a Abraham: "Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaan en heredad perpetua, y seré su Dios".
Obviamente Dios es serio acerca de su promesa de dar a los hijos de Israel la tierra de Canaan. ¡El lo prometió a Abraham 3 veces!
Tal vez se pregunte cómo esto tiene algo que ver con la lectura de esta semana. La respuesta es que en estos 5 capítulos que leímos esta semana se muestra el cumplimiento final de las promesas de Dios sobre la tierra de Canaan a Abraham.
¡Dios acaba de terminar lo que había prometido a Abraham casi 500 años atrás!
500 años parece mucho tiempo para esperar, pero al final Dios se mantuvo fiel a la promesa a Abraham muchos años atrás.
¿Alguna vez ha esperado por lo que parece una eternidad para una respuesta a la oración?
¿Se ha sentido como que hemos estado esperando demasiado tiempo para el cumplimiento de la promesa que Jesús volverá otra vez?
Cuando parece que usted ha estado esperando demasiado tiempo para una respuesta de Dios, o que Él tiene que volver pronto, hay que recordar que el tiempo de Dios es lo mejor. Siempre es mejor esperar en Dios y en Su tiempo que tratar de apresurar las cosas en su propio calendario.
Cuando nos ponemos ansiosos e impacientes con Dios, le estamos diciendo a Dios ¡que sabemos más que él! Eso es una cosa muy audaz para decirle a la cara de un Dios Todopoderoso, que todo lo sabe y que ha establecido todo lo que sería su vida de principio a fin, ¡ incluso antes de usted nacer!
Charles Swindoll nos recuerda en su libro titulado Abraham: el increíble camino de fe de un nómada,
Confíe de que Dios siempre contesta las oraciones, aunque su respuesta no es siempre lo que se quiere que sea.
Confíe en que Él siempre cumple sus promesas y que Él sabe lo que es mejor para su vida.
Siéntase cómodo que toda la espera que esta haciendo es para su beneficio y al final va a salir mejor de lo que nunca imaginó, y sepa que en su espera, Dios le está haciendo crecer espiritualmente de una manera muy profunda.

Johnathan
Hablemos en los comentarios:
¿Qué está esperando de Dios en su propia vida?
¿De qué manera le ha cambiado Dios al hacerle esperar por algo?



**Traducido por Alejandro Moreno
Con permiso del autor.

You Might Also Like

0 comentarios

Nos encantaría saber qué opinas.

Facebook